Historia De La Virgen De Lujan Para Niños

Enviar esto por correo electrónicoBlogThis!Compartir en TwitterCompartir dentro de FacebookCompartir dentro de Pinterest

Estás mirando: Historia de la virgen de lujan para niños

*
Vicaria a ~ NiñosCiudad autónomo de buenos Aires, ArgentinaVer mi perfil completo
►  2021(68) ►  2020(94) ►  2019(64) ►  2018(50) ►  2017(75) ►  2016(78) ►  2015(56) ▼  2014(66) ▼  abril(10)
*

Ver más: Requisitos Para Abrir Una Caja De Ahorro Monotributista S Y Autónomos

*
Oración. Santa Teresita, quiero como vos, vivir admitir gracias, viviendo del amor. Las mano vacías ofrecerle a Dios, para que Él ns llene alcanzan todo su amor. Las material chiquitas, hacerlas mejor, volverlas muy grandes alcanzar todo los amor. De acuerdo a tu la carretera de rosas y luz, de esta forma encontraremos al bebé Jesús. Amén.
*
No me mueve, mi Dios, hacía quererte el cielo los me tienes prometido, Ni me mueve el infierno tan temido para salida por eso de ofenderte. Tú me mueves, señor, muéveme el verte Clavado dentro de una cruz y escarnecido; Muéveme ns ver tu físico tan herido; Muéveme tus afrentas y de ellos muerte; Muéveme, dentro fin, sus amor; en tal calle que aunque alguna hubiera cielo yo té amara y aunque alguno hubiera averno te temiera. Alguno me tienes que dar causada te quiera, porque aunque lo los espero cuales esperara, lo lo mismo, similar que té quiero té quisiera.

Ver más: Cuando No Se Puede Comer Carne En Semana Santa ? Gastronomía De Semana Santa

*
Señor, cuándo tenga hambre, dame alguien que necesite comida; cuándo tenga sed, dame alguien ese precise agua; si sienta frío, dame alguien que necesario calor. Cuándo sufra, dame alguien que necesita consuelo; cuándo mi cruz parezca pesada, déjame compartir la la cruz del otro; si me vea pobre, pon ns mi lado algunos necesitado. Cuando cuales tenga tiempo, dame alguien ese precise del mis minutos; si sufra humillación, dame ocasión a ~ elogiar ns alguien; si esté desanimado, dame alguien a ~ darle nuevos ánimos. Si quiera que der otros me comprendan, dame alguien que necesite después mi comprensión; cuando sienta necesidad del que cuiden del mí, dame alguien uno quien pueden atender; cuando piense dentro de mí mismo, vuelve mi puño hacia diferente persona. Haznos dignos, Señor, de servir ns nuestros hermanos; Dales, mediante nuestras manos, no sólo los pan de cada día, incluso nuestro amor misericordioso, imagen del tuyo. -Madre Teresa de Calcuta M.C.